Pasos para servir una mesa

Pasos para servir una mesa

Respecto al cambio de cubierto siguen en vigor las normas que al respecto dejó el barón Brisse: cuando hayamos terminado de comer y deseemos que nuestro plato sea retirado colocaremos el cubierto o parte de él sobre el plato. Nunca se retirarán del plato unos cubiertos que el comensal haya colocado sobre el mismo; ni tampoco se cogerán de la mesa los que el comensal haya colocado sobre la misma a no ser que el servicio haya finalizado.
Una vez dicho todo esto no queda más que reiterar que el requisito básico que no debe faltar en ningún momento es el respeto de las reglas básicas de educación e higiene y mantener una actitud amable y cordial hacia los invitados.

El arte de servir la mesa

El arte de servir la mesa

El orden general del servicio de los diferentes platos suele ser: en primer lugar, un entrante frío tras el cual se servirá una sopa caliente. Tras esta sopa caliente suele venir un entrante caliente. Como norma general, los platos ligeros precederán a los más fuertes, y el pescado se servirá antes que la carne. Para facilitar el cambio de sabor al paladar es recomendable servir un plato suave, un sorbete, entre dos platos fuertes. El queso se servirá después del último plato fuerte. Por último, y para finalizar la comida se servirá un postre, café y coñac para el que así lo desee.
Las normas generales indican un lado para el servicio según el elemento de que se trate. Así, por la derecha: se servirán el vino y otras bebidas, se retirarán os platos vacíos para colocar los nuevos, las copas, la vajilla y los cubiertos, una vez finalizada la comida. Como norma general se puede decir que se retirará por la derecha todo lo que se haya servido por la derecha.
Por la izquierda se presentarán las bandejas antes de servir la comida, se servirá la comida en el plato tras haberla presentado.