Las griferías se clasifican según la clase de mandos que integren. De esta manera, podemos optar por monomandos y bimandos.
• Monomandos: Son grifos que disponen de un único control para dar paso al agua fría y caliente, mezclándola a gusto del usuario con un simple movimiento de palanca. Por su facilidad de manejo y resistencia, este grupo acapara gran parte del mercado.
• Bimandos: Estas griferías integran dos mandos y un caño por donde circula el agua a la temperatura deseada. Dentro de esta categoría, son cada día más habituales las versiones monoblocs que en un sólo elemento se concentran los dos mandos y el caño de salida del agua. También podemos encontrar las versiones en balería que incorporan las tres piezas por separado pero con la misma función que un bimando.

© 2010 Decoracion Habitaciones