Ideas para decorar un espacio de trabajo

Cuando se planea una oficina de cero, siempre es preferible planificar lugares de guardado de más, tanto en alto como a los costados del escritorio. Con el tiempo llegarán a ser muy útiles.
Pintar una pared con un color intenso es un recurso para cortar la monotonía en un espacio de trabajo de estética moderna. Los rojos se consideran estimulantes, mientras que los verdes y los azules producen un efecto relajante.
Una lámpara colgante hecha con alambre tensado arroja luz sobre una gran superficie sin resultar pesada visualmente.

Espacio de trabajo poco sobrecargado

La recepción del estudio utiliza el bajo escalera con un módulo lateral para guardado de melamina y metal. La silla ‘Spider’ y el banco del mismo modelo aportan diseño. Sobre el escritorio, lámpara de apoyo. Caja archivadora amarilla y abrochadura ‘One Touch Stapler’ de Officenet. A la derecha; escritorio en esquina hecho en melamina color wengue y metal gris,con módulo de guardado,provisto de cajoneras y nichos.

Estudio en el tercer piso

Por eso, sus días arrancan temprano (a las 8.30, no es raro que ya esté conectada) y se reparten entre reuniones, viajes y, por lo menos, 6 horas de trabajo en este estudio, que armó en el tercer piso de su casa cuando se mudó aquí en 2008.

Libertad para trabajar desde su casa

Yasmin trabaja como consultora externa para la división Fragancias de una empresa que, entre otras cosas, comercializa perfumes. Esta actividad le permite trabajar desde su casa, con libertad, pero con la disciplina y el rigor necesarios para respetar tanto sus horarios laborales como los que disfruta con su pequeña hija.