Desde un reducido recibidor, se accede al salón. Una mesa plegable antigua convierte este espacio en un comedor. La iluminación se ha resuelto con unas lámparas de Biosca y Botey a los lados de un sofá azul cobalto de Roche Bobois.
Las mesitas auxiliares son de Les Roselles.

Vista del recibidor donde se aprecia la puerta original de la casa, que se recuperó. Desde aquí arranca el pasillo que conduce a la zona más privada. A la izquierda se encuentra la puerta de acceso al cuarto de estar, comunicado con el salón. En las pare-dess, cuadros de flores de Emilio Sala.

Ideas para decorar un recibidor

Ya en el recibidor se aprecia la sencillez de materiales empleados en la decoración de los distintos ambientes. Los suelos se pavimentaron con losetas de barro cocido, teñidas con cera natural, que lueron realizadas de manera artesanal en el taller de Manuel Molina Huertas. Este material se repite en toda la casa salvo en los dormitorios que se enmoquetaron con una estera de coco adquirida en Gastón y Daniela. En cuanto a las paredes, se pintaron en un tono vainilla pálido que va subiendo el tono hasta alcanzar el amarillo ocre en los dormitorios. Respecto al techo, siempre en blanco, caben destacar las vigas a la vista, de madera en la cocina y de hierro en la buhardilla, que se pintaron en color azul.

Decorar recibidor

Dos perspectivas del recibidor. La mesa Agadir, diseño de NAC Interiorismo, procede de La Continental. Los arreglos florales son obra de Inés Urquijo y Belén Arroyo, de El Invernadero.

Decorar el recibidor

El recibidor, revestido con una tela italiana y un zócalo patinado en crudo con molduras en tostado, está presidido por una cómoda regencia. Las butacas son de nogal y el espejo de bronce francés, del XIX. Cubren la tarima de pino melis varías alfombras orientales. Derecha: En la zona de paso al comedor se creó un rincón de lectura, con una butaca francesa y una cómoda Luis XVI de cerezo sobre la que descansa una escultura de Sebastián Miranda. En la pared, un óleo de Antonio Rojas. En primer término, en la biblioteca, un chiffonnier con remates de bronce. Al fondo, rincón del salón en el que destaca un escritorio Luis XVI con dos candelabros Napoleón III. El sofá y la mesa se tapizaron con una tela de Gastón y Daniela.

Decorar recibidor

A la izquierda del corredor, se encuentra el recibidor de la vivienda. En el tránsito del pasillo, se sitúa el comedor, que recibe la luz a través de unas grandes puertas acristaladas, con marco de medio punto, que junto a los marcos ornamentales del techo, recuerdan el estilo Luis XVI que tuvo la vivienda en sus orígenes.
El ambiente propiamente dicho del estar se ofrece suntuoso en toda su amplitud y comunica con una tribuna, palco escénico, én la que está colocado un precioso piano de cola arropado por regios cortinajes.

Decoracion recibidor

El tono marfil de los paramentos proporciona luminosidad al recibidor que ha sido solucionado con un particular tratamiento minimalista. Los pavimento es de mármol en color crudo, adornado con una estrella de color malaquita en el centro. Sobre la peana, una copa de estilo inglés del 700. La proyección de los arcos de medio punto de la arquitectura y los panos, crean interesantes efectos de profundidad y juegos de luces y sombras.

Decorar el recibidor

EL RECIBIDOR.
Integrado al resto del salón, comunica con la puerta de entrada y da paso a la cocina y al baño, cerrados con puertas de cristal mateado. La silla es de los años’30, y la consola de hierro y cristal procede de la Colección Jesús Cadarso. La iluminación se consigue con luz indirecta procedente de apliques de pared adquiridos en Ideas Luz. Otros interesantes recibidores verlos en decoracion interiores.

El recibidor

EL RECIBIDOR.
La gran escalera que conduce hacia la planta superior se ha diseñado en dos tramos, para mayor comodidad. La butaca es de Kaufmann, y el cuadro de encima, de Fei-to. El cuadro en la escalera es de Cañizares.

Estilo de mueble recibidor moderno

Modelo “Italia Amarilla” de la firma XEY. Programa realizado con frentes de media densidad y tratado con lacas de dos componentes por ambas caras. Acabado del exterior en alto brillo, combinable con elementos de haya como portacacerolas, carros despensa salida frontal, zócalos, techos, cabezal encimeras, etc. Disponible en tres colores: blanco brillo, amarillo claro brillo y verde claro brillo.

© 2010 Decoracion Habitaciones