Estetica

La peculiar estética abstraccionista de Frankenthaler en esta época se apoya en una técnica de trabajo muy personal, desarrollada a partir de pinturas diluidas que la artista vertía directamente sobre el lienzo sin imprimación, para que fuesen mejor absorbidas por las fibras del tejido. Con trazos sutiles, volátiles y ensoñadores, interrumpidos por otros de intenso colorido, la artista creó una serie de paisajes diáfanos y fantásticos, entre los cuales destaca el mítico “Mountains and Sea” (“Montañas y mar”), de 1952, que es una de las principales piezas que se exhiben en el museo bilbaíno.

© 2010 Decoracion Habitaciones