El Salon

El Salon

En él salón, dos sojas con estructura de jíbra vegetal se disponen en torno a una mesa de madera de marcado acento rústico. Sobre la chimenea pintada a dos tonos con ladrillo visto en la embocadura y encime-ra de madera, lucen dos espectaculares candelabros de latón patinado. Junto a ella, una vitrina de hierro forjado alberga diversos objetos decorativos. La barra de las cortinas está realizada en el mismo material.

Salon comedor

Salon comedor

La distribución también ha sido concienzudamente estudiada. Se contaba con generosas dimensiones, repartidas de forma funcional en dos plantas; el recibidor nos introduce en la planta de calle dando paso a un salón comedor de acento rústico. La cocina, muy hogareña, se compone de un completo mobiliario realizado en madera decapada.

Decoracion interiores

Decoracion interiores

Al lado de la idealización del trabajo que se aprecia en obras como “Interior de fábrica de tabacos de Sevilla”, de Gonzalo Bilbao, donde la luz de los elevados óculos se filtra hasta las manos de las atareadas cigarreras sevillanas, decoracion interiores, en otros casos se advierte una incipiente crítica social, aunque siempre hay que tener en cuenta que se realizan en un contexto en el que predominaba la “filosofía de los acomodados”, que preconizaba trabajo y religión como únicas metas para la clase obrera, basándose en una especie. Frente al significado mitológico, la escena representa un momento del esfuerzo cotidiano de dos trabajadores de los altos hornos bilbaínos, en cuyos cuerpos brilla el sudor y el reflejo del fuego.