Exposicion lograda en el hogar

En esta casa queda altamente reflejada la personalidad de su propietaria. No se trata de una reforma ni de un proyecto concienzudamente pensado para su rehabilitación; son, sencillamente, las tendencias de Soledad proyectadas sobre su propia casa. La idea clave era colocar toda una serie de muebles y cuadros que fue acumulando a lo largo de su vida, y de los cuales no deseaba desprenderse. El resto consistió en actualizar el lugar a través de los colores escogidos para pavimentos, paredes y accesorios.

Elementos arquitectónicos y decorativos en vivienda

Como en todas las construcciones de la época, los numerosos tabiques y pequeñas habitaciones fueron el principal problema con el que tuvo que enfrentarse la decoradora Silvia a la hora de realizar la reforma y la decoración de esta vivienda. La supresión de la mayoría de estos tabiques facilitó la creación de espacios más amplios y abiertos; así, el salón se formó eliminando dos antiguas habitaciones y, al no ser necesaria la conservación de las dos puertas, se prescindió de una de ellas pero se mantuvo el dintel, al que se dio una solución artística y original.

Para cerrar espacios

Sustituye las paredes de obra por muros de pavés. La decoradora Olga creó en este espacio un cuarto de baño que, al tener los tabiques de vidrio, resultó muy luminoso. La unión entre los tabiques se reforzó con perfiles de acero pintados de burdeos.

Independizar zonas

Aísla espacios visualmente con un tabique de bloques de vidrio. Como hizo en esta casa el arquitecto Manuel, quien utilizó este recurso para separar el salón del recibidor; así se facilita el paso de la luz de un ambiente a otro, mientras el estar se mantiene a salvo de miradas curiosas. La forma semicircular del muro se eligió para dar más amplitud a la entrada.

Decoración en fachadas e interiores

El rey Gustavo III de Suecia, fascinado por los estilos XVIII francés de Luis XV, los hizo reproducir en la madera de su país pino o abedul presentes hoy en el amoblamiento de la mayoría de las viviendas, que evoca un arte de vivir al natural. Un arte íntimamente vinculado a la textura de la nieve, al sol de medianoche, al blanco del lienzo, todos elementos que transmiten una genuina sensación de calma, como los tonos suaves que colorean fachadas e interiores.

Estilo en los ambientes

El salón de la entrada, con escalera y hogar, anuncia el estilo de todos los ambientes: dos sillas de inspiración gustavia-na en un decorado despojado sobre fondo de madera color pastel, piso lavado y chimenea en cerámica del siglo XIX. Hay una en cada habitación y es el único medio de calefaccionar las casas de veraneo.

Interior de hogar con estilo art déco

Mucha gente reunida. Largas conversaciones sin apuro. Sobre estas ideas se inspiró un espacio con proyección social. Bois de rose en la moquette, pergamino en las paredes, blanco en las cortinas Roman Blind, todos colores neutros que crean una atmósfera tranquila, iluminada con luces dicroicas y lámparas con pantalla. En el estar, dos mesas: una baja de cristal y granito y otra alta, estilo art déco que contiene el equipo de música. Formando una L, la sala de música con paredes de espejo que integran las vistas interiores y exteriores.

¿Cómo hacer confortable esta estancia sin grandes cambios?

Una posibilidad sencilla es dividir el espacio en sectores más pequeños a partir de distintos diseños de muebles. En este living se crearon tres áreas de estar. Los muebles, en general, son de diseño clásico reacondicionados. Los del primer plano son viejos sofás retapizados, pero manteniendo su humor original. Al fondo, a la izquierda, hay un cómodo Chesterfield y en el área comedor, sillones de rattán pintados.

Sistema de calefacción en pasillo

Por ejemplo, el pasillo de la zona de servicio también se ha aprovechado para instalar el sistema de calefacción. La sobriedad se manifiesta en el material escogido para el suelo de la vivienda, pavimentado con parqué de Eliondo. El contraste lo pone la excelente colección de alfombras extendidas por salas y habitaciones, así como las numerosas obras de arte pintura y escultura distribuidas por todos los rincones de la casa.

Decoración interior en viviendas antiguas

Volviendo al comedor, añadir que constituye una zona muy soleada porque comunica con una galería de grandes ventanales muy habitual en este tipo de viviendas antiguas. Destacar también que las puertas correderas originarias de esta sala se conservan en perfecto estado, tras ser decapadas, pulidas y pintadas de nuevo.