Dado que la habitación era de techos altos y muy pequeña, el arquitecto Gabriel decidió prescindir en los armarios de maletero y proporcionarles al techo forma inclinada. Así ocupan poco volumen óptico y se convierten en un elemento decorativo del dormitorio. El interior de cuerpo central está distribuido con departamentos, forrados de formica, para las camisas.

Ambos dormitorios se resolvieron de manera similar, con muebles de estilo clásico y colchas de raso liso, y se repitieron los estores blancos y las cortinas estampadas. En los cuartos de baño no se modificaron las paredes ni los sanitarios, pero se sustituyó el lavabo de pie por otros dos, que se encastraron en un mueble lacado.

Paredes encaladas, vigas de madera, ventana de escasas dimensiones, suelos de barro cocido… No cabe duda, se trata del dormitorio de una casa de campo. La decoradora Pilar introdujo una serie de elementos, obteniendo este acogedor rincón. La tela de la colcha y las cortinas proceden de Souleiado. El cabezal es un antiguo gregoriano de hierro forjado adquirido en Turégano. Las mesillas de noche son de madera antigua. Dado su reducido tamaño, se optó por poner apliques de luz. La ventana tiene un reposadero, cuya encimera es un pequeño armario. La tela de las cortinas es doble y acolchada, con el fin de amortiguar el frío del invierno.

La elección de telas apropiadas resulta esencial a la hora de decorar un dormitorio. Así lo demuestra la decoradora Carmen, quien obtuvo este sorprendente resultado a partir de unos combinados provenzales adquiridos en Souleiado. Se intentó crear un ambiente acogedor, que se consiguió gracias, fundamentalmente, a tres factores: el suelo enmoquetado, las paredes enteladas y los colores elegidos. El color salmón proporciona un ambiente cálido, avivado por el tono azul trazado sobre el dibujo de cachemir. Para cubrir la cama se utilizó una colcha edredón y un volante que se adosó al canapé, para evitar que sobresalieran las patas del mismo. La expresividad del cuadro, con motivo religioso, se reforzó con la iluminación.

Es difícil de precisar pero lo que sí le aseguramos es que, poseer un dormitorio con la sobriedad de estos colores, con la armonía de sus tonalidades, con la perfecta mezcla muebles y tendencias clásicas con el modernismo de los marrones y beiges… Usted quizá no sueña en color, pero… no tiene por que ser un sueño poseer un dormitorio así.

La cama de matrimonio del dormitorio principal es de madera de palisandro, al igual que las mesilas de noche. Sobre ellas, las lamparílas Gigibiana producidas por Flos.

Otro ángulo del dormitorio desde donde se aprecia un mueble consola que lo separa del vestidor. La puerta comunica con el cuarto de baño.
Junto a estas líneas, un buró antiguo transforma este pequeño espacio en zona de trabajo. A su lado, una interesante colección de bastones.

La habitación principal también ha ganado espacio con la incorporación de la terraza. Para aprovechar mejor el espacio se construyó una estructura de obra que sirve como cabecero y mesillas de noche. Una misma tela, adquirida en El Corte Inglés, se ha coordinado para la colcha, las cortinas y el tapizado de la butaca francesa.

Si convenimos en que actualmente cada estancia es susceptible de una decoración autónoma e independiente, el dormitorio puede ser un templo exclusivamente dedicado a nuestra comodidad, fuera de otros conceptos aplicados en el resto de la casa.
Las camas son el punto de partida, el centro de esta idea. Hemos seleccionado modelos actuales que responden a diferentes estilos, con la madera y otros materiales naturales como protagonistas.
Así, encontramos líneas más funcionales donde el diseño queda al descubierto como pauta fundamental, y modelos que combinan formas, detalles y tapizados buscando un singular contraste en colores y materiales para nuestro dormitorio.
La elección, en definitiva, vendrá determinada por un justo equilibrio entre las necesidades, los gustos y las posibilidades.

Decorar el dormitorio principal

El dormitorio principal, con el cuarto de baño al fondo.

© 2010 Decoracion Habitaciones