Limpieza de toldos

Limpieza de toldos.
Si se encuentran en buen estado, bastará con darles un cepillado. Las manchas que aparezcan en la lona pueden lavarse con un poco de detergente.
Para los casos más difíciles, lo mejor es recurrir a profesionales.

Realizar un cerramiento

Para realizar un cerramiento se requiere una licencia municipal y el consentimiento de toda la comunidad de vecinos. La ampliación por necesidad —siempre calificada y autorizada por el Ayuntamiento- desgrava impuestos.
El único inconveniente insalvable para realizar un cerramiento es encontrar un muro de carga imposible de eliminar.

Cerramientos para terrazas

El mejor acristalamiento.
El elemento fundamental de los grandes cerramientos para terrazas y balcones es el vidrio, auténtico defensor de la temperatura interior. Por lo general, se utilizan lunas de vidrio de 4 ó 6 milímetros de espesor; pero si realmente se desea conseguir un buen aislamiento del ruido y de las temperaturas extremas, lo más aconsejable es instalar un cristal doble con cámara de aire. Otra interesante opción es la de emplear materiales plásticos transparentes.

Cerramiento plegable

Cerramiento plegable:
para espacios pequeños que buscan una mayor relación entre interior y exterior En cuanto a la perfilería, los materiales más utilizados son la madera tratada (de gran belleza, pero de precio elevado), el aluminio (muy resistente aunque no aisla suficientemente del exterior) y PVC (flexible y resistente, aunque caro).

Cerramientos balcon

Cerramientos y toldos.
Cuando se cierra una terraza, se amplía considerablemente el espacio interior de la vivienda. Según cuales sean nuestras necesidades, optaremos por uno u otro sistema de cerramiento. Estos son los más habituales.
Cerramiento de estructura fija y con puerta practicable: es fácil de limpiar, resulta muy económico, aislante y nunca pasa de moda. No es recomendable para terrazas diminutas, pues la puerta, cuando se abre y se cierra, consume gran parte del espacio disponible.

© 2010 Decoracion Habitaciones