Con efectos decorativos

El mueble vitrina, así como el frigorífico y una columna de almacenamiento se instalan frente al rincón donde hemos creado la zona de office. Esta queda parcialmente independizada del resto de la cocina gracias a la columna de cocción que actúa de elemento divisorio. Sin duda, la pared pintada con trampantojos que reproducen utensilios de cocina apoyados en las repisas confiere a este espacio un encanto muy especial. La lámpara de suspensión con pantalla de níquel proporciona una luz diferenciada sobre la mesa y completa la iluminación general de la estancia, realizada a base de focos halógenos empotrados en el techo. Además, sobre la repisas hemos fijado tres apliques que proyectan luz directa sobre el banco de trabajo. Por último, el suelo se ha cubierto con baldosas de gres en tonos arena y las paredes están pintadas con la técnica del esponjado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *