Las cortinas ocultan unas antiestéticas ventanas

Como el dormitorio se encontraba en un sótano y disponía de ventanucos altos y antiestéticos, Marta Moreno los cubrió con un gran cortinaje que tapa esa pared y parte de las laterales. Su estampado es el típico de las telas mallorquínas; de este tipo se pueden adquirir en Gastón y Daniela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *