Consejos para reconocer una alfombra

No existe ningún manual para tal fin, pero sí se pueden dar algunos consejos Hay que tener en cuenta que las alfombras son objetos artesanales y que en su fabricación intervienen muchos factores: su procedencia, los materiales y la sensibilidad del autor. A la hora de comprar una alfombra es recomendable dirigirse a un local especializado.
Existen alfombras antiguas con su propia fecha y el nombre del artesano, elaboradas en los dos últimos siglos. Para diferenciar una alfombra con nudo hecho a mano de otra con nudo mecánico, conviene saber que en el primer caso, la longitud de los pelos nunca es la misma, el dibujo siempre es más irregular en las realizadas a mano y si se miran al revés, a contraluz, se verán agujeritos inexistentes en las tejidas mecánicamente Para distinguir los materiales y la composición de la alfombra: lana, seda o algodón, se puede hacer mediante el tacto o quemando un poco la fibra; la lana huele a pelo quemado y chisporrotea, el algodón huele a madera quemada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *