Iluminación artificial para el baño

Para solventar ese pequeño inconveniente, decidieron pintar las paredes con un color luminoso, alegre y muy fresco. Se decidieron por un precioso tono esmeralda que, al margen de llenar de luz este espacio cerrado, resulta especialmente decorativo.
El trabajo ha sido llevado a cabo por Pinturas y Estucos. En cuanto a la iluminación artificial, la resolvió el equipo de Bresco y Blasi utilizando focos halógenos de 50 W empotrados en el techo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *