Una cita histórica

La celebración de los Juegos Olímpicos durante el próximo verano vuelve a suponer una cita histórica de gran importancia para la ciudad de Barcelona. Y un evento de tal magnitud no podía pasar desapercibido para ninguno de los sectores creativos, comerciales e industriales. Este proyecto de Olimpiada Cultural pretende plantear un reto actualizado al diseño de objetos paradigmáticos para el ámbito más cercano al ciudadano: el espacio doméstico, la casa. Un ámbito muy popular con el que todos pueden identificarse, incluso subconscientemente.

Hay que tener en cuenta que, según los organizadores de este insólito certamen, el destinatario de Casa Barcelona es cualquier ciudadano del mundo, pensando, sobre todo, en la diversificación de una gran ciudad en la que se puede encontrar un amplio espectro social por edad, sexo, cultura, ideas, capacidad adquisitiva, etcétera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *