Un cuarto para dos o mas hijos

Acomodar un niño y una niña en un mismo cuarto siempre trae cierta dificultad. Una buena solución es hacer un nivel elevado en el piso, para crear dos áreas distintas. Del lado del niño, una cama de espuma, sin patas, y una silla de lona con estructura tubular.
Un estante bajo divide los dos ambientes, y sobre él, paneles móviles revestidos en tela complementan la separación visual. La estantería es aprovechable a ambos lados.
En la parte destinada para la niña se usó una cama de hierro pintado, colchas estampadas y cortinas dobles, creando una atmósfera romántica y juvenil. Una poltrona, una mesa redonda con su falda, dan el toque final a este cuarto joven, agradable y bien distribuido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *