Tres camas en un espacio reducido

Igualmente en un cuarto de dimensiones relativamente reducidas, es posible colocar tres niños, si dos camas se arriman bien hacia la pared y la tercera se dispone en sentido perpendicular, creando un corredor de entrada al guardarropa. A un lado y debajo de la ventana, fueron hechos un estante y un escritorio para que los niños mayores puedan trabajar y guardar su material escolar. La cama de menor tamaño, está destinada para un niño de tres o cuatro años. Los materiales de revestimiento son durables y de fácil conservación. Los muebles fuertes y de líneas rectas, encajan perfectamente en el espacio disponible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *