Premisas y resultados

•Uniformar puertas: en los ambientes más bajos se respetaron las puertas altas, pero con un corte a la altura del techo para permitir su apertura.
• Buscar sensación de continuidad: se logró con un pasillo que actúa como espina dorsal de la casa y termina en el comedor que da al patio.
•Crear un hall de entrada mayor: tiene forma octogonal y dos ventanales simétricos que asoman a dos patios internos.
•No esconder nada: “¿Por qué esconder la tevé si es necesaria? Lo mejor es asumirla. ¿Cómo? De manera inteligente”.
•Limpiar todos los excesos, como molduras y yesos: los techos están limpios y, en algunos casos, despegados de la pared para dar una
sensación de planos flotantes.
•Usar buenos materiales pero sin el lujo del pasado: piedra París, acero pulido, vidrio y madera se repiten en distintos lugares de la casa,
•lugar a full con las simetrías: en el pasillo se copió el diseño de una vieja columna para repetirla en forma simétrica.
• Darle un tratamiento especial a la iluminación: “Nos basamos en un concepto teatral que consiste no en iluminar todo, sino ciertos sectores”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *