Espacio estructurado de acuerdo a su uso

• Comprar muebles hechos a medida.
• Tamizar la luz con cortinas romanas, de caída bien recta, que no recarguen el espacio.
• Elegir muebles de líneas horizontales (poco altos) que den sensación de mayor profundidad espacial.
• Usar pocos colores y, en lo posible, abusar del blanco.
• Orden, prolijidad y limpieza, tres conceptos obligatorios para lugares chicos.
• Tener sólo lo que hace falta. En los departamentos chicos, menos es más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *