Un reducido pero bonito recibidor

Desde un reducido recibidor, se accede al salón. Una mesa plegable antigua convierte este espacio en un comedor. La iluminación se ha resuelto con unas lámparas de Biosca y Botey a los lados de un sofá azul cobalto de Roche Bobois.
Las mesitas auxiliares son de Les Roselles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *