Seguridad en la cocina

La cocina.
En este espacio existen muchas tentaciones para su afán explorador y los dalos de la Comunidad Europea señalan que es aquí donde ocurren los accidentes más graves.
• Hay que proteger el frigorífico y el horno con cierres de seguridad similares a los mencionados para los armarios.
• Una buena costumbre al cocinar es situar siempre los mangos de los utensilios hacia dentro. Además, se puede proteger la placa con una rejilla para que no accedan a los quemadores.
• Instalar el horno y el micro-ondas en alto y cerrar las llaves de paso; evitarán más de un disgusto grave.
• Tirar del mantel de la mesa puede provocar que le caigan encima lodos los platos. Para evitarlo existen unas pinzas que fijan el mantel, ocultando sus bordes y esquinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *