Biombo separador ambientes

Biombo separador ambientes

En ocasiones nos surge la necesidad de separar ambientes, realzar un rincón especial o disimular un espacio que no queremos que se vea.
En sus orígenes, el biombo solía ser de grandes dimensiones y permitía formar en los salones una especie de cámara aparte.
Desde su venida de oriente a Europa en el siglo XVII, ha evolucionado hasta convertirse en una pieza original, actual y divertida.
Son muchas las aplicaciones de este versátil mue-blecito. Tanto en madera, hierro, pintados o entelados resultan prácticos y decorativos. En salones y dormitorios son el recurso perfecto para zonificar y crear ambientes, aportando equilibrio a una misma zona con diferentes usos. Al ser mamparas plegables de varios bastidores articulados se pueden manejar con facilidad y adaptarlos, además de a la decoración, a multitud de situaciones. Un biombo bien elegido hace que un rincón vacio del salón cobre vida y en el dormitorio facilita las tareas diarias de vestirse y arreglarse así como cambiar la atmósfera para crear un lugar de trabajo tranquilo.
Además, tienen una enorme capacidad decorativa ya que se pueden pintar o cubrir con telas que coordinen con el resto de la habitación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *