Iroko

Iroko

Proviene de las selvas africanas. Es una madera grasa, de poro abierto, a veces a contraveta y moaré, en absoluto nerviosa, de fácil trabajo y buen acabado. Es flexible, resistente al agua y a los insectos, e inmune a los hongos. Idónea en todo tipo de carpintería exterior, estructuras externas y marítimas, mobiliario de exterior y parqué. Su color es amarillo amarronado tirando a marrón miel.  Su tono natural se transforma, al contacto con el aire, en un color oscuro y uniforme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *