Pintura del mar

En la muestra destacan dos sobre esta tragedia contemporánea, una de Ángel Larroque y la otra de Aurelio Arteta.
El mar proporciona otro extenso territorio sobre el que manifestar el triunfo de la modernidad: los buques de vapor avanzan poderosos sobre el oleaje, el submarino Peral es puesto a prueba… Pero el húmedo interior de una escabechería, donde las mujeres realizan su duro trabajo cobrando la mitad que los hombres; o las sardineras que, descalzas, caminan kilómetros y kilómetros del litoral vendiendo su mercancía, muestran la cara oscura de la industria del mar.
En la exposición se exhiben los dos primeros óleos españoles en los que aparece el ferrocarril. Reluciente símbolo del progreso industrial, surca el terreno, modificando el paisaje tradicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *